La música y la cultura tienen cabida en cualquier parte, pero por lo visto NO en el polígono industrial de Mislata, donde se encuentra nuestra sala. 

Nos vamos a ver obligados a cancelar todos los conciertos programados en la Sala Repvblicca de los próximos meses debido a un aforo obsoleto de 1997, cuando el espacio era una sala de baile donde se utilizaban mesas y sillas en su interior y este se limitaba a 429 personas. Posteriormente, el mismo Ayuntamiento saca una ordenanza en 2003 reduciendo el mismo aforo a 200 personas para todas las naves dentro del polígono de Mislata independientemente de su actividad y a raiz de algunos incidentes con la entonces Rockola.

Nuestra sala lleva activa como «SALA DE CONCIERTOS» desde hace más de 20 años, y es muy probable que alguno de vosotros hayáis venido en alguna ocasión a ver algún concierto.

Desde su reforma en 2015, la OCA (Organismo de Certificación Administrativa) que es el organismo competente para delimitar el aforo de una sala, nos regularizó el aforo en 1.700 personas y hemos realizado conciertos desde entonces siguiendo este aforo sin problemas. 

En varias ocasiones desde su apertura hemos enviado peticiones al Ayuntamiento para actualizar esta ordenanza absurda y obsoleta, alegando que no realizamos la misma actividad y que cumplimos todos los protocolos y condiciones de seguridad para realizar nuestra actividad con hasta 1.700 personas, y en todas y cada una de las ocasiones nos lo han declinado.

Ahora, después de 20 años sin molestarles que realizásemos la actividad y sin causar incidentes, quieren que nos vayamos con la música a otra parte y se aferran de nuevo a esta ordenanza obsoleta. 

NO PODEMOS SEGUIR HACIENDO CONCIERTOS Y TRAYENDO TODOS VUESTROS ARTISTAS FAVORITOS CON UN AFORO DE 429 PERSONAS Y MUCHO MENOS DE 200. ES INVIABLE. 

Como sala nos han cortado las alas para luchar y parece que no son suficientes nuestras alegaciones. Necesitamos vuestra ayuda para seguir trayendo conciertos y promoviendo la cultura en Valencia. 

¡Gracias!

Apoyanos

Cada movimiento suma, firma nuestra petición y compártela para que todo el mundo nos oiga.
¿Buscas un evento?